Oración Online CEI 01-10-2020

Queridos amigos, estrenamos el mes de octubre para reunirnos en oración.

Este jueves celebraremos con gozo la fiesta de Santa Teresa de Lisieux:

“Mi caminito es el camino de una infancia espiritual, el camino de la confianza y de la entrega absoluta”.

Teresita ha entregado totalmente su corazón a Jesús. Los textos orantes nos hablan del corazón que en su dimensión espiritual es templo de esa chispa divina donde reside la verdadera naturaleza del hombre, donde se produce el nacimiento de Dios en la persona.

En el interior del ser humano se alberga ese santuario, ese espacio escondido que contiene la chispa divina, custodiado por el corazón. Y así cuando el yo, ha extinguido por completo sus referencias egoicas, se convierte en el lugar de Dios, en Dios. Este “salir hacia sí mismo” es un salir hacia la infinitud de Dios, que, estando en lo más interior del ser humano, es también su más insondable Transcendencia.

En palabras de San Juan de la Cruz:

“Cuando el alma ha quitado estos impedimentos y velos de todo, quedándose en pura desnudez y pobreza de espíritu, se transforma en la sencilla y pura sabiduría que es el Hijo de Dios; porque faltando lo natural al alma enamorada, luego se infunde de lo divino, natural y sobrenaturalmente”.

Subida de Monte Carmelo 15, 4

“La llevaré al desierto y le hablaré al corazón” (Oseas 2,16)

Gregorio de Sinaíta: “Un corazón sin pensamientos en el que actúa el Espíritu es un auténtico santuario, ya que todo lo se hace y se dice en él es obra del Espíritu”.

En el sufismo cuando el contemplador mira con hondura el corazón, descubre dentro de sí un corazón de Luz, como rayo que es de la luz divina. De este corazón brota la llama del conocimiento, y cuando olvidado de sí, la mira amorosamente, es tocado por la llama y se hace llama también.

Al-Hallaj nos habla de este viaje hacia dentro:

«Yo avanzaba… hacia Él y ya el amor

había grabado en mi corazón,

con el cauterio del deseo,

la huella -y ¡qué huella!- de Él»

Diwdn, VII. Edición de L. MAssiGNON. París, Seuil, 1981, p. 49

En la tradición upanishádica:

-“Qué es el âtman? Es la conciencia que en medio del respirar de la vida, ilumina a la persona desde el corazón”. (Upanishad.IV.3.10)

Âtman es el primer principio, el verdadero yo, la esencia, aliento ó alma en el hinduismos. Es más pequeño que lo pequeño y más grande que lo grande, es el âtman ubicado en lo más oculto del hombre.

Oración on line: día 1.10.2020, jueves, a las 5,30h pm. puntualmente. La sala se abrirá a las 5,15 pm.La duración será aproximadamente de 1,15h.


Día: 01 Oct 2020

Hora 05:30 PM Madrid

Unirse a la reunión Zoom
https://us02web.zoom.us/j/83713636409?pwd=dlhDZ1BJUC90MS92Y3BXZDBNSlFuUT09

ID de reunión: 837 1363 6409
Código de acceso: 8CiBPK


Instrucciones previas
  • Cada reunión tiene un número único de 9, 10 u 11 dígitos llamado ID de reunión, que será necesario para unirse a una reunión de Zoom.
  1. Abra el navegador, ya sea Chrome, Safari, Edge o Internet Explorer.
  2. Diríjase a join.zoom.us.
  3. Introduzca el ID de reunión que ha proporcionado el anfitrión/organizador.

Estos son los textos que nos servirán de apoyo para la oración:

«Yo les daré un solo corazón y pondré un espíritu nuevo dentro de ellos. Y quitaré
de su carne el corazón de piedra y les daré un corazón de carne..».

Ezequiel 11:19

«Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.».

Salmo 51

Santa Teresa del Niño Jesús, en sus manuscritos autobiográficos nos dice:

«Y entonces con el mayor gozo de mi alma desbordada, exclamé: «Oh Jesús, mi amor, encontré por fin mi Vocación». Mi vocación es el amor. Sí, en verdad, he encontrado mi puesto exacto en la Iglesia. Este puesto tú me lo has dado, Dios mío. En el corazón de la Iglesia, mi madre, yo seré el amor, y con el amor lo seré todo. Mi deseo podrá llegar a ser realidad.».

— Santa Teresita de Lisieux (Ms B, fol 3rº-vº)

« Este equilibrio, pensamientos maduros,

son el vino crudo del corazón.

Este ápice de conocimiento

es una trampa para el corazón.

Digo esto; pero las palabras

vienen del corazón.».

— Locos de Amor, Mevlana Rumi

En el silencio de la oración continua,

se percibe el paso de la conciencia individual

y separada a la comunión con el Todo.

«Cada paso que des en la tierra debe ser una plegaria. La fuerza de un alma pura y buena está en el corazón de cada persona y crecerá como una semilla cuando camines de forma sagrada. Y si cada paso que das es una plegaria, entonces caminaras siempre de una forma sagrada”…».

— Charmaine White Face, Lakota Oglala Muelle de Santa Mónica, el 21 de noviembre de 2016

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s